Congreso Mediación Catamarca 2021 “Construyendo el Futuro”

Congreso Mediación Catamarca 2021 “Construyendo el Futuro”

martes, 20 de julio de 2021 · 15:50

Entre el 30 de agosto y el 3 de septiembre, de manera virtual, se desarrollará el Congreso Mediación Catamarca 2021 “Construyendo el Futuro”. En el evento expondrán mediadores y profesiones del ámbito nacional y del exterior.

Stella Maris Alegro, directora Provincial de Mediación Escolar del Ministerio de Educación, comentó que la idea surgió en la Dirección Provincial de Justicia y luego se sumaron el Colegio de Abogados y el Centro de Mediación Escolar. “Queremos mostrar cómo se trabaja la cultura de la paz y la resolución pacífica de los conflictos a través de la mediación en los diferentes ámbitos, judicial, escolar, comunitario y tecnológico. Así surgió la idea de realizar un Congreso, con mediadores y personas interesadas en abordar la Mediación en cualquiera de los ámbitos. Nos comunicamos con distintos profesionales que utilizan esta herramienta. Así se armó este Congreso”, comentó Alegro.

El Congreso contará con la disertación de 28 profesionales. Dada la temática a abordar, fue declarado de interés por el Poder Ejecutivo, la Corte de Justicia y la Facultad de Derecho de la Universidad Nacional de Catamarca.

La Directora de Mediación sostuvo además “estamos convencidos de que la comunicación es la base de las relaciones humanas y que a través del diálogo y de la palabra se puede resolver en forma pacífica todos los conflictos que se presentan. Sabemos que son épocas muy difíciles porque estamos tratando de relacionarnos desde otro lugar y desde otra forma”.

Por consultas e informes los interesados pueden comunicarse a través del correo mediacioncatamarca2021@gmail.com

Además se informó desde la organización del Congreso que en el link https://web.catamarca.edu.ar/sitio/noticias/4440 se puede acceder al formulario de inscripción y al cronograma completo día por día de actividades.

Publicado en NOTICIAS DE LA MEDIACIÓN EN EL PAÍS Y EN EL MUNDO, NOTICIAS Y NOVEDADES | Deja un comentario

FALLO DI PAOLA – CÁMARA APELACIONES CYC MORÓN- SALA 2

Excma. Cámara de Apelaciones CyC Morón- sala II

«DI PAOLA CLAUDIO C/ MARRAPODI PEDRO S(N5)/ PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA VICENAL/USUCAPIÓN»

Causa N.º MO-9939-2015 R.I.:89/2021

«(…) si la parte actora ha requerido -expresamente- la inscripción de la sentencia dictada en autos y si la norma del Dec. 43/2019 es clara al indicar que dicha inscripción no puede efectuarse sin estar pagos los honorarios del mediador, es claro que la intimación cursada primigeniamente -a instancias de la mediadora- era correcta y, por ello, no debía haber sido dejada sin efecto(…)». «(…) desde la perspectiva axiológica, no parece justo que en el presente proceso (dadas sus específicas circunstancias) la mediadora, convocada a intervenir frente a la pretensión instaurada por la parte actora, sea la única que no vaya a ser retribuidas y quede dependiendo del hallazgo de un demandado que nunca ha venido, siquiera, al proceso.

En tal contexto, la mediadora es ajena a las partes y parece razonable que su retribución se abone independientemente de la condena en costas, al igual que sucede con los peritos, más aun teniendo en cuenta el carácter alimentario de los honorarios profesionales y que la parte actora ha sido clara al peticionar se inscriba la sentencia(…)»

«(…) aflora un argumento más: si la sentencia no se inscribiera, la mediadora podría llegar a requerir la ejecución del bien, pero dado el tipo de proceso, como esté bien no estará ya en el patrimonio de la demandada, se diluiría, incluso, esta posibilidad de cobro. Todo lo dicho, desde ya, no quita la posibilidad de que la actora, a la postre, recupere lo abonado del condenado en costas(…)»

«(…) Costas de ambas instancias, a la actora vencida (arts. 68 y 274 del CPCC) (…)»

Publicado en JURISPRUDENCIA, RETRIBUCIÓN MPO | 1 comentario

PORTILLO VICE PRESIDENTE SEGUNDO DEL COLPROBA

Más allá de la comunicación institucional  nos complace, nos enorgullece, hacer saber que el presidente del Colegio de Abogados Mar del Plata, Dr. Fabian Gerardo Portillo, ha sido designado vicepresidente segundo del COLPROBA (reemplaza al fallecido presidente del colegio de Dolores).

Vaya la merecida felicitación. Es bueno para el colectivo de abogados especializados en mediación que un presidente defensor de la mediación ocupe dicho cargo

Publicado en NOTICIAS Y NOVEDADES | Deja un comentario

LO QUE DEBERÍAS SABER … UN ABC DELA MPO

El ABC de la MPO

LO QUE DEBERÍAS SABER DE LA MEDIACIÓN PREVIA 2021 

Un PDF de una charla por plataforma Zoom, presentada oportunamente ante la comisión de jóvenes abogados del CADJMDP, por nuestros directores María Alejandra Croppi y Jorge Alberto Stinson

Publicado en Actividad institucional, CONSULTAS, EL CENTRO DE MEDIACIÓN | Deja un comentario

MEDIACIÓN VOLUNTARIA INSTITUCIONAL: MICRO RADIAL

Publicado en Actividad institucional, CONSULTAS, EL CENTRO DE MEDIACIÓN, ¿Quién es quién en mediación? | Deja un comentario

NUEVO ENCUENTRO CON LOS MEDIADORES: agosto 3 de 2021- 18:00

Publicado en Actividad institucional, EL CENTRO DE MEDIACIÓN, NOTICIAS Y NOVEDADES | Deja un comentario

«Si queremos convivir siempre podemos llegar a un acuerdo»(MATURANA)

Fuente: https://franciscodiez.com.ar/7945-humberto-maturana-si-queremos-convivir-siempre-podemos-llegar-a-un-acuerdo

Humberto Maturana: «Si queremos convivir siempre podemos llegar a un acuerdo»

Bajo el título “Yo quiero escoger el momento en que voy a morir, no quiero ser una carga ni generar daño”, el medio La Tercera, de Chile, publicó esta entrevista realizada al biólogo y filósofo el 17 de abril, pocos días antes de su fallecimiento, ocurrido el 6 de mayo de 2021

https://www/la-tercera-domingo/humberto-maturana-yo-quiero-escoger-el-momento-en-que-voy-a-morir-no-quiero-ser-una-carga-ni-generar-dano

El pasado 17 de abril, Maturana dio una de sus últimas entrevistas, donde el Premio Nacional de Ciencias junto a la bióloga cultural Ximena Dávila se refirieron a su última publicación, La revolución reflexiva, pero donde el biólogo y filósofo también abordó el tema de la muerte.

Su primer momento reflexivo profundo lo asocia a su niñez. Al recuerdo de su madre y la tuberculosis que se contagió en 1940, a los 12 años. Entonces Humberto Maturana cumplió reposo en su casa, estuvo internado en el Hospital del Salvador y en un sanatorio en Putaendo. Se recuperó a los 17 años, a tiempo para iniciar sus estudios de Medicina en la Universidad de Chile. Hoy, además de los medios disponibles, el eminente biólogo chileno observa otra diferencia con aquella pandemia:

Durante la tuberculosis, el país estaba más dispuesto a actuar de manera armónica, no había una lucha contra lo que había que hacer para evitar los contagios, no había una lucha contra la instalación de los sanatorios, los lugares de reposo. En cambio, ahora tenemos un conflicto político, fuera del conflicto médico -dice.

Premio Nacional de Ciencias, Maturana (1928) suele decir que se salvó gracias a la salud pública. Ahora lamenta que la crisis de salud esté atravesada, además, por un ánimo de confrontación. “Me sorprende que nos encontremos en un conflicto político, que estemos todavía centrados en la lógica gobierno y oposición, cuando es tarea de todos lo que hay que hacer para evitar que la pandemia sea efectivamente un desastre tremendo como lo fue en otras épocas de la humanidad”, afirma.

En sus estudios de Medicina y luego en su tarea de profesor en la Universidad de Chile, Maturana reconoce otros dos momentos reflexivos fundamentales, en los que fue buscando respuestas a la pregunta ¿qué es el vivir? El último de esos momentos lo fija en su encuentro con Ximena Dávila, en 1997, con quien fundó la escuela Matríztica y desarrolló el concepto de biología cultural.

Hoy Humberto Maturana y Ximena Dávila proponen una Revolución reflexiva, título de su nuevo libro, nacido en los últimos meses. “Antes de la pandemia vivíamos insensibles, ciegos a muchas cosas”, escriben. Entre ellas, enumeran las relaciones con los demás, la importancia de los lazos familiares, el consumismo y el cuidado del entorno.

Al igual que en la epidemia de tuberculosis, el coronavirus visibilizó otros males del país: “Nos mostró una pobreza que muchos creíamos que ya no existía. Pero la pobreza, en donde no existen las condiciones para vivir en bien-estar, estuvo siempre ahí, frente a nuestros ojos”, anotan. “Es hija de nuestra insensibilidad y ceguera”.

Autores de Historia de nuestro vivir cotidiano, los directores de Matríztica proponen un cambio hacia un modo de vivir más colaborativo. “¿Es necesaria una revolución?”, se preguntan. “Nosotros creemos que sí, pero una sin armas, o solo con dos: la reflexión y la conversación”.

Humberto Maturana y Ximena Dávila.

El año pasado, al inicio de la pandemia en Chile, decían que esperaban que la crisis de salud fuera una oportunidad para colaborar. ¿Ha sido más difícil de lo que esperaban?

Ximena Dávila (XD): Cuando el doctor Humberto vivió la tuberculosis, éramos menos como población; la psiquis de entonces era distinta a la psiquis de hoy, era la psiquis del vecino, del colaborar, vecina qué necesita, los niños salían a jugar a la calle. La colaboración era espontánea, era el espíritu de la vecindad. En el liceo yo aprendí educación cívica, y sabía que pertenecía a una comunidad, había un sentido de ciudadanía que se perdió. La psiquis de hoy es individualista, competitiva, del éxito. Esta pandemia nos pilla ahí, nos muestra dónde estamos.

¿Qué nos reveló la pandemia?

XD: Develó nuestras carencias, nuestros talones de Aquiles.

HM: El talón de Chile, claro, nos reveló nuestro talón de Chile, que somos vulnerables en la falta de conciencia, de tomar en serio nuestra pertenencia social, de que somos una comunidad de convivencia y nos metemos en la deshonestidad.

Ustedes dicen en el libro que Chile está afectado por otro virus: el virus de la violencia. ¿Se relaciona con la psiquis individualista que mencionan?

HM: Es la psiquis del poder, es una psiquis de lucha competitiva oportunista, no es una mirada a la calidad del hacer, sino a la oportunidad, y con esa mirada a la oportunidad viene la deshonestidad. Porque es cierto que uno debe tener una conducta oportuna, pero en una competencia la oportunidad es negar al otro, y es un oportunismo ciego, porque no se preocupa por el otro. En eso estamos inmersos.

XD: Competir es querer ganar a toda costa, y la violencia nace de eso, me abro espacio y le pongo el codo al otro. La violencia se ha instalado como una manera de enfrentar los conflictos, ya no es la palabra, el discurso, es como si la violencia fuera el argumento, y la violencia no puede admitirse en ningún espacio. La violencia trae más violencia. A mí me pasma esto de aplaudir la violencia. Somos seres humanos y nos diferenciamos de los animales porque surgimos en el lenguaje y tenemos la condición fundamental que es la capacidad de reflexionar. Los dictadores usan la violencia para someter al pueblo, pero la violencia no es amiga de la democracia ni de la colaboración.

En el libro postulan que la democracia es más que un sistema político, ¿es un modo de vivir?

HM: La democracia es un modo de convivir que se funda en el mutuo respeto y el deseo de estar juntos haciendo lo que se hace en la colaboración. Si no queremos estar juntos, si no nos respetamos, no va a haber democracia bajo ninguna circunstancia; desde el momento en que vivimos en democracia elegimos vivir en la honestidad, el mutuo respeto y va a surgir la colaboración. En cambio, nosotros estamos compitiendo, gobierno y oposición, estamos en ese juego que es siempre agresión recíproca. La democracia no cabe, porque no conversamos, no reflexionamos. Si pienso que un determinado curso que sigue un grupo, supongamos el gobierno, no es adecuado, no debo funcionar en términos de oposición, sino de colaboración, y conversar y reflexionar.

Ustedes plantean desapegarnos de ideologías, pero las ideologías representan los principios a los que las personas adhieren.

HM: Un problema no se va a resolver desde la ideología, porque la ideología es un dogmatismo siempre: estos son mis principios y por lo tanto no se pueden tocar. Entonces no escucho al otro, porque pienso que está violando mis principios, y lo que se requiere es que queramos vivir en la honestidad. Yo insisto, aunque parezca loco, la honestidad es no hacernos trampas, es estar dispuestos a reflexionar cuando hay dificultad, y si tenemos opiniones distintas no creernos dueños de la verdad y reflexionar en conjunto sobre lo que vamos a hacer. Por eso queremos una revolución reflexiva, tenemos que reflexionar en todas las circunstancias en que hay desacuerdo, y si queremos convivir siempre podremos llegar a un acuerdo.

Como ejemplo de la mentalidad competitiva, Maturana señala el exitismo de la campaña de vacunación: “Ahora decimos que somos los primeros en vacunas, ¿para qué? Esa mentalidad esconde el deseo psíquico de negar al otro, es una actitud negativa”.

Nacer y morir

Así como Humberto Maturana y Ximena Dávila creen posible la construcción de una sociedad basada en la honestidad y el respeto mutuo, en su análisis identifican la que consideran una de las grandes amenazas a la especie, más allá de la pandemia: el explosivo aumento de la población.

“El planeta está en su límite, es hora de desechar las posiciones ideológicas y fundamentalistas para buscar un entendimiento sobre nuestra natalidad que nos permita subsistir como especie”, escriben y proponen una serie de acciones para construir un futuro sustentable.

¿Debería haber mayor control de la natalidad?

HM: Las personas entienden eso, quieren tener un número acotado de hijos, pero para eso necesitan todas las facilidades. Cuando se introdujo la T en Chile el número de mujeres que fue a ponérsela fue enorme, porque era una forma de controlar el embarazo. Efectivamente, el crecimiento de la población, si sigue será desastroso. Todos los problemas climáticos, ecológicos, tienen que ver con el crecimiento de la población.

¿Son partidarios de una ley de aborto?

HM: Sin duda, si las mujeres lo quieren, por supuesto. Pero es mucho mejor no tener que llegar a un aborto.

XD: No se trata de estar de acuerdo con el aborto. Una mujer opta por el aborto cuando no tiene las condiciones como para criar a ese niño, porque fue víctima de violencia o se encuentra en condiciones que no va a poder mantenerlo, y para una mujer es una decisión muy dolorosa.

¿Pero sí que tenga la posibilidad de escoger?

XD: Que esté la posibilidad y que no sea indicada con el dedo, lo mismo la eutanasia. Si una persona tiene la biología viva conectada a máquinas y dice no quiero seguir viviendo porque es un calvario, y decide una muerte asistida, está en su derecho. Las máquinas se inventaron para tener biologías vivas, pero no personas; la persona no surge de la biología. Hablamos también de educación sexual, tenemos una Iglesia que dice que no, que vengan todos los niños; si quiere eso que se haga cargo de los niños que nacen de embarazos no deseados para que no haya un Sename… El acto sexual es bello, pero enseñémosles a los jóvenes que se puede evitar un embarazado no deseado, tenemos que sacarnos la moralina y educar a los niños.

HM: Las personas deben poder escoger el momento en que mueren, el momento en que procrean y la pareja que quieren para convivir. Pero el crecimiento de la población es un tema universal. La población crecerá exponencialmente a menos que disminuyamos los embarazos, no premiar al que viene en camino porque sí, respetar las prácticas que impiden la fecundación, respetar la sexualidad, la ternura y la caricia que implica la sexualidad, pero con conciencia de que podemos evitar un embarazo. Que el embarazo no llegue por negligencia. La educación es fundamental en el conocimiento, en el entendimiento.

¿Es partidario de la eutanasia?

HM: Es absolutamente legítimo decir hasta aquí vivo. Yo, Humberto Maturana, quiero escoger el momento en que voy a morir, no quiero ser una carga, no quiero generar daño y no quiero contribuir al crecimiento de la población, porque es dañino para todos. El modo de vida del ser humano ha sido absolutamente destructivo.

¿Tienen esperanza de que saldremos bien de esta crisis?

HM: Si uno no tiene esperanza, está condenado. Tenemos que actuar para que esa esperanza se haga efectiva, tenemos que querer eso, cultivarlo y buscar armonizar nacimientos y muertes.

XD: Yo tengo esperanza en el ciudadano común, en esas familias que tuvieron que quedarse en casa con los niños, que trabajan, hacen la comida y cuidan a sus hijos; tengo esperanza en que esas personas a quienes les cambió la vida y van a volver a un buen vivir, van a colaborar más.

¿Qué les gustaría hacer tras la pandemia?

XD: Caminar por un bosque del sur de Chile, sin ataduras, respirar aire y tierra mojada. Abrazar a mis amigas y mis nietos.

HM: Disfrutar del mundo natural sin riesgo, sin tener que cuidarnos de nada, porque hemos podido armonizar, y evitar el daño, volver a ser parte del mundo de una manera armónica

Publicado en BIBLIOTECA VIRTUAL DE MEDIACIÓN Y NEGOCIACIÓN, DOCTRINA Y PUBLICACIONES, NOTICIAS Y NOVEDADES, OPINIONES, ¿Quién es quién en mediación? | Deja un comentario

¿por qué importa la neurociencia al derecho?

https://www.lawandtrends.com/noticias/tic/por-que-importa-la-neurociencia-al-derecho-1.html?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=correos&utm_term=lawandtrends&utm_content=titlelink

 

Drones que combaten plagas, tractores autónomos, vacas optimizadas genéticamente, hiperconectividad, computación cuántica, y ahora, neuroimplantes, escáneres cerebrales, neuroimágenes y resonancias magnéticas. Parece posible ya leer mentes usando ultrasonido, o decodificar imágenes mentales, registrar pensamientos, manipular lo que otra persona ve u oye, y registrar ideas. ¿Deja la mente de ser aquel bunker inexpugnable del individuo? ¿Por qué esto es un problema de derechos humanos?

Neuralink sugiere haber creado electrodos que permitirían a las personas interactuar fácilmente con computadoras usando sus mentes. Y al tiempo que nos preguntamos si debe darse crédito científico a esa noticia, esa empresa defiende que la neurotecnología ayudará en la lucha contra la parálisis cerebral, el alzheimer, las personas en desventaja, las personas en estado vegetativo que parecen estar inconscientes a quienes la neurotecnología ofrecer una posibilidad de interacción; pero cualquiera de nosotros sobreentiende que estos avances también tienen el potencial de expandir la memoria o mejorar la capacidad de aprendizaje, o incluso permitir a las personas hacerse cambios conductuales ellos mismos; o hacerlos los padres a sus hijos (p. ej. orientación sexual, preferencias políticas). Algunos más adivinan que el conocimiento del cerebro constituirá el nuevo factor de desigualdad en el mundo. (https://www.nytimes.com/es/2021/03/14/espanol/opinion/tecnologia-desigualdad.html).

Los avances que se requieren para tratar enfermedades van a servir naturalmente en la comprensión de estados mentales que no son enfermedades y que las personas podrían querer cambiar (u obligar a otras a hacerlo). No estamos lejos de esta realidad si consideramos que en la actualidad los neurocientíficos pueden ver lo que sucede en el cerebro cuando una persona reconoce a un ser querido, una imagen, o bien cuándo experimenta un fracaso o siente dolor.

¿Por qué debería importar este asunto al derecho y a las autoridades regulatorias?

La pregunta pertinente es: ¿Por qué debería importar este asunto al derecho y a las autoridades regulatorias? La neurociencia no ha tenido un impacto extendido todavía en el litigio en Europa o en USA, pero se acerca. Si conocemos las raíces físicas de enfermedades neurológicas, podríamos predecir enfermedades, lo que tiene consecuencias en los seguros, el empleo, la educación, los beneficios que recibe o se deniegan a una persona. Los abogados que trabajan en casos civiles anexan ya imágenes cerebrales de manera cada vez más rutinaria para probar o desacreditar el alcance de una herida. Por su parte, los penalistas argumentan que una afección cerebral puede mitigar la responsabilidad de su cliente. Abogados y jueces en algunas latitudes están participando en programas de educación para aprender sobre la anatomía del cerebro, resonancias magnéticas y electroencefalogramas. En Australia existe incluso una base de datos pública de jurisprudencia penal y civil de casos en que se utilizaron pruebas de neurociencia y que se propone debatir si alguien debería ser declarado culpable de un delito teniendo esa persona una lesión cerebral que contribuyó a sus acciones delictivas; y debatir si se puede utilizar una neuroimagen para determinar si alguien ha sufrido dolor a efectos de una compensación, o si una prueba neuropsicológica ayuda a esclarecer si alguien es apto para el juicio, o si alguien tenía la capacidad de hacer un testamento válido (https://neurolaw.edu.au)

Por supuesto, hay quienes perciben que puede estarse exagerando la utilidad de evidencias de déficits cognitivos o de estados psicológicos, en referencia al estado físico del cerebro y de sus funciones; o incluso que la neurociencia tiene limitaciones sustanciales cuando se trata de producir información legalmente relevante. (https://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=3852182). Algunos más advierten que a veces no pueden distinguir neurociencia de charlatanería, o que en esta materia no ven mucho más que “euforia” o “rimbombancia” (https://www.derechosdigitales.org/15760/neuroderechos-para-que-maldita-sea/)

“neuroderecho” o neurolaw

Ese escepticismo hacía que amarrar derecho y neurociencia pareciera una entelequia no hace poco, pero 2021 es un año interesante para preguntarse si podemos dar por acuñado ya el término “neuroderecho” o neurolaw. Muchos creen que la neurociencia no va a alterar las preguntas fundamentales, las que la humanidad se ha hecho por milenios sobre la responsabilidad humana y el propósito del castigo. Hay literatura muy seria que alega que la comprensión de las bases neurobiológicas del comportamiento hará que el castigo retributivo pase a la historia. Se supone que las personas tienen libre albedrío, y son por ello responsables; pero si la neurociencia abre la “caja negra” del cerebro y revela los procesos mecanicistas que determinan el comportamiento humano, ¿en qué quedaríamos con el castigo? Las personas quizá no serían responsables de sus malas acciones (https://sydneyhealthlaw.com/tag/neurolaw/); o quizá la cárcel no sería ya la alternativa. En este sentido, la neurociencia tendría el potencial de cambiar nuestras prácticas de castigo. ¿Logrará la ciencia del cerebro una comprensión del comportamiento lo suficiente para llevar a los tribunales a abandonar las nociones de responsabilidad o libre albedrío? ¿Se impondrán, p.ej., intervenciones cerebrales directas en vez de intervenciones conductuales? Todo indica que vamos a poder medir la confiabilidad de un testigo ocular y los expertos se preguntan si podremos, asimismo, distinguir estados mentales dolosos de estados mentales culposos o negligentes.

Un asunto también de abogados, jueces y autoridades regulatorias

Entonces no es un tema de los neurocientíficos apenas. Es un asunto también de abogados, jueces y autoridades regulatorias. Habitualmente, los sistemas legales regulan el comportamiento en consideración a las razones por las cuales una persona se comportó de cierta forma. Si vamos a defender a nuestros clientes, tendremos que conectarnos a la neurociencia para tratar de encontrar la manera de contextualizar su comportamiento, lo que exige estar listos para el uso de pruebas neurocientíficas en los procesos y procedimientos que permitan determinar el estado mental y proponer discusiones frente al castigo. Tendríamos que acostumbrarnos a entender de una forma distinta los procesos por virtud de los cuales se evalúa la culpa, se enfoca la responsabilidad y se asigna el castigo.

Y los jueces: Ellos resuelven si una persona es responsable de su comportamiento, para lo cual deben preguntarse cuál era su estado mental en el momento de los hechos, su capacidad de actuar en cierta forma, los efectos del entorno, la edad o sus excesos. Y también tienen que preguntarse a diario por la competencia de un testigo, la fidelidad de sus recuerdos, los efectos de las emociones en su memoria o sus motivaciones. ¿Podrán ellos, los jueces, abstraerse de la evidencia neurocientífica en los asuntos penales y civiles? En USA se ha invocado la resonancia magnética como prueba de que no se tuvo la intención de defraudar; algunas otras evidencias relacionadas con anomalías de la función cerebral de acusados de homicidio han sido decisivas para evitar sentencias de muerte. También se usa en materia civil, en los juicios de discapacidades y lesiones cerebrales. Incluso la evidencia neurocientífica ha ayudado a declarar inconstitucional alguna regulación, como por ejemplo la de la cadena perpetua sin beneficio de libertad condicional para delincuentes juveniles (https://www.jneurosci.org/content/33/45/17624). También existe el potencial de controlar los sesgos en las decisiones de los jueces, sus prejuicios raciales o sus preferencias de castigo. Hay un potencial infinito de aplicaciones de la neurociencia en el derecho y se puede compartir la idea de que este asunto va a sacudir también los debates sobre la eficiencia del sistema judicial sobre la base de una mejor comprensión de los mecanismos neuronales en las decisiones de jueces y fiscales.

Los organismos reguladores, ¿qué van a hacer? ¿Cuál es el regulador de la protección del cerebro? ¿La autoridad de datos? ¿La de consumo? El profesor de Columbia Rafael Yuste ha advertido de la poca supervisión a las redes sociales y del impacto de esa omisión en el respeto de los derechos humanos, y se pregunta si ocurrirá lo mismo con la neurotecnología: En efecto, ¿Quién va a evitar que nuestra memoria sea alterada a través de dispositivos implantados? ¿Quién va a proteger nuestras percepciones? Hoy en día se eluden las regulaciones de datos con enorme facilidad: ¿Ocurrirá lo mismo con la data mental y la intimidad? El sistema regulatorio está completamente comprometido en este asunto.

Nuevos derechos

Se viene hablando de unas defensas legales ante tales amenazas bajo la forma de nuevos derechos: el profesor de Zurich, Roberto Andorno, es un protagonista muy visible en el debate actual. Defiende vivamente considerar la incorporación urgente de nuevos derechos: a) el derecho a la libertad cognitiva, una barrera para atajar tecnologías que se propongan modificar, sin consentimiento, el pensamiento de las personas; b) el derecho a la privacidad de la información cerebral, para regular el alcance de neurotecnologías que puedan almacenar data mental; c) el derecho a la integridad mental, para impedir los daños que puedan causar las prácticas de la neurociencia o de hackers al cerebro; y d) el derecho a la continuidad psicológica, para proteger la identidad de las personas, sus recuerdos y la coherencia de su conducta hacia los demás. Alguien más ha añadido la necesidad de una protección contra sesgos algorítmicos.

Muchas preguntas

Muchas preguntas complementarias: ¿Qué podemos esperar de los implantes neuronales anunciados por Neuralink y cuál es la realidad de los avances en las investigaciones de interfaces cerebro-máquina? ¿Cuáles son las perspectivas de un código ético mundial para neurotecnología? ¿Vamos a poder los abogados meternos en la cabeza de un juez y un juez en la de un testigo? ¿Cómo debemos prepararnos los abogados para integrar la evidencia neurocientífica a nuestro trabajo? ¿Deberíamos utilizar el conocimiento extraído de las imágenes cerebrales para evaluar el riesgo que alguien representa para la sociedad? ¿Cuándo una mejora del cerebro podría ser considerada competencia desleal? (https://law-school.open.ac.uk/research/clusters/law-and-neuroscience).

Otras preguntas más: ¿Cuáles son los conceptos legales que van a modificarse? ¿En qué queda el sentido de nosotros mismos cuando tenemos dudas de si es la máquina o nosotros, o ambos, los artífices de una conducta? ¿Tendremos derechos de autor de sueños registrados? Y a nivel policial y militar, ¿Qué cabrá esperar de la utilización de la neurotecnología? ¿Y de las biofarmacéuticas, centradas en neurología, qué cabe esperar de sus futuros productos?

Finalmente, el compliance: ¿De qué sirve avanzar en la comprensión científica del comportamiento para prevenir riesgos legales y empresariales? Si la neurociencia nos va a dar capacidades de predecir estados mentales futuros y el comportamiento consiguiente, se supondría que también podríamos mejorar nuestras predicciones del comportamiento de una persona y, por tanto, mejorar nuestras capacidades de neutralizar riesgos. Consideremos que ya existen predicciones de comportamiento violento o criminal de una persona: los criterios que se usan para definir el caso de una libertad condicional, por ejemplo. ¿Qué pasará ahora ante la posibilidad de detectar emociones de una persona o incluso si está tratando de engañar?

Publicado en NOTICIAS Y NOVEDADES | Deja un comentario

NÓMINA DE ASPIRANTES A INGRESAR AL REGISTRO PROVINCIAL DE MEDIADORES

Desde el Centro de Mediación quedamos a disposición de los aspirantes. Será un honor recibirlos en el seno del colectivo de abogados especializados en mediación del DJMDP

Publicado en NOTICIAS Y NOVEDADES | Deja un comentario

FALLO ITALVASE: DOMICILIO CONSTITUIDO MEDIADOR

ITALVASE S.R.L. C/ AFO ALIMENTOS S.R.L. S/ COBRO SUMARIO SUMAS DINERO (EXC.ALQUILERES, ETC.) : 171.132
Por: Cámara Civil y Comercial Sala II Mar del Plata
Colaborador(es): Loustaunau, Roberto José [Juez] | Cataldo, Rodrigo Hernan [Juez]Editor: 08/04/2021Descripción: 5 p
Tema(s): RECHAZO DEL PLANTEO | NULIDAD DE LA NOTIFICACIÓN | MEDIADOR | DOMICILIO CONSTITUÍDO | CPCBA – ART. 42 | MAR DEL PLATA
¡Gracias al equipo de la biblioteca del CADJMDP!
Resumen: (…) analizó los términos de los arts. 25 y 26 de la ley 13.921, del decreto 130/10 modif. por el dec. 2530/10 y de los arts. 6, 7, 8 y 10 de la Res. 462/12 del Ministerio de Justicia y Seguridad, y concluyó que el domicilio de la mediadora en el proceso aunque no se haya presentado …
Publicado en CONSULTAS, JURISPRUDENCIA | Deja un comentario