IDEAS SOBRE LA PUESTA EN MARCHA DE LA MPO -JUNIO 2020 (STINSON)

MIS IDEAS SOBRE FORMAS POSIBLES DE LLEVAR ADELANTE LA MEDIACIÓN
«En comunicación telefónica del día 26/06/20, la Dra. Yael Falótico, a cargo de la Dirección de Mediación, me aclaró como Director del Centro de Mediación, que la MPO sigue vigente y se sigue sorteando mediador en la receptoría general de expedientes.
A partir de allí, investigando el tema y compartiendo opiniones entiendo que el requirente iniciaría el expediente llenando el formulario de “inicio de causas”, ingresando token mediante a la página de la SCBA en el apartado correspondiente.
El formulario debería completarse sin necesidad de presentar demanda. Si la demanda fuere presentada debería quedar reservada en sobre cerrado, tal cual es el procedimiento en familia. Nunca debería ser puesta en procesal
Según el código de materia corresponderá o no sorteo de mediador. En un primer paso el sistema sortea el juzgado de radicación y va directamente al mismo donde obtendrá número de expediente. El juzgado visualiza el sorteo, pero la causa no queda radicada en el mismo. La remisión es entonces diferenciada
De acuerdo a la materia la RGE sortea mediador y lo comunica vía correo electrónico, se supone que dentro del tercero día, conforme lo manda la ley 13951 y su reglamentación
Comenzamos a partir de allí a transitar un camino lleno de dudas y vacíos normativos. Un dato curioso: la autoridad de aplicación no prorrogó la suspensión de audiencias. Luego: ¿qué hacer?
Entiendo que la mediación presencial iría contra el protocolo vigente para General Pueyrredon (no podría hacerse una audiencia con tres personas presentes). Infringir esta limitación implicaría asumir responsabilidades emergentes de incidencias epidemiológicas y en cualquier caso, jurídicas.
En cuanto a la mediación virtual está a la espera de la reforma parcial de la ley 13951 y su posterior reglamentación. Ahora bien: si los participantes, letrados y mediador se pusieran de acuerdo podrían (subrayo el potencial) intentarlo vía zoom u otras plataformas y difícilmente – creo- la autoridad de aplicación objetaría el acuerdo, el que sí debería contar con firma ológrafa (guste o displazca esta es la mecánica de la eventual puesta en marcha de la MPO no presencial). El uso de medios asincrónicos sería posible como apoyo a la gestión.
Ante la negativa o imposibilidad de una parte el proceso telemático no sería viable. No se puede obligar a los participantes, sus letrados ni al mediador a llevar adelante este mecanismo online.
El Jus de gastos (argto. art. 9, II,11 ley 14967) se podría hacer efectivo por transferencia bancaria a la cuenta que indique el mediador. Igualmente, pago de gastos por notificaciones.
Habría que prestar especial atención a la identificación de partes y letrados y a las formas de notificación. Es obvio que por los conflictos con al AJB el trámite normal por oficina no parece ser viable. ¿Notificación por CD? No todas las personas tienen los medios económicos. ¿Notificación ad hoc? El mediador que decida hacerlo personalmente correría un riesgo de contagio del COVID-19. Podría encomendarse a terceros. Igualmente habría que lograr consentimiento de participantes en cuanto a la plataforma a utilizar si bien la elección de esta corresponde, a mi juicio, al mediador. No es ocioso pensar que no todas las personas tienen acceso ni manejo de las nuevas tecnologías.
En cuanto a la validez de tal procedimiento no presencial en el plano judicial dependerá de cada juez el aceptarlo o no, lo cual implicaría un riesgo. Sin embargo, entiendo que sería la nulidad por la nulidad misma.
En cuanto al acta de cierre es aconsejable ahora más que nunca su corrección y completud.
En acta acuerdo debería contar con firma ológrafa (guste o displazca esta es la mecánica del proyecto oficial de reforma a la ley 13951 para la eventual puesta en marcha de la MPO no presencial). El artículo 288 del CCC así lo impondría. Hay que encontrar mecanismos que permitan la misma sin el encuentro grupal. Hay que tener presente también que algún potencial problema se podría presentar en caso de que un participante no pueda desplazarse.
Respecto a la firma del acta para el caso de la mediación no presencial cerrada sin acuerdo mi sugerencia es requerir también la firma ológrafa de modo tal de deslindar responsabilidades del mediador. El proyecto de reforma de la ley 13951 aceptaría la sola firma del mediador lo cual me parece peligroso.
Una opción que pongo a consideración es la posibilidad videograbar la lectura del acuerdo y la manifestación que hacen de su ratificación y compromiso a suscribirlo bajo apercibimiento de tenerlo por válido. Sistemas similares se utilizan, entre otros lugares, en la provincia de San Luis, Argentina y en España».
              Jorge Alberto Stinson
Junio de 2020

Acerca de mediacion

Abogado T. 4 Folio 203 CADJMDP; Concejero (S) periodo 2012-16 por lista Celeste Renovación; Director Gral Centro de Mediación Colegio de Abogados de Mar del Plata; delegado CADJMDP ante la Comisión Consultiva Mediación de COLPROBA
Esta entrada fue publicada en NOTICIAS Y NOVEDADES. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario