Institutos / Comisiones CAMDP

Jóvenes Abogados de Mar del Plata

Centro de Mediación

Instituto de derecho Administrativo

Instituto de Derecho Aeronáutico y Espacial

Instituto de Derecho Ambiental

Instituto de Derecho Comercial y Concursal

Instituto de Derecho de la Previsional Social

Instituto de Derecho de la Propiedad Horizontal

Instituto de Derecho de la Salud

Instituto de Derecho de Seguros y Responsabilidad Civil

Instituto de Derecho Informatico

Instituto de Derecho Laboral

Instituto de Derecho Penal y Procesal Penal

Instituto de Derecho Procesal

Instituto de Reforma legislativa

Mercosur y Derecho de la Integracion

 

Novedades

CHARLA SOBRE PRESENTACIONES ELECTRÓNICAS EN EL FUERO CIVIL Y COMERCIAL

Esta galería contiene 2 fotos

Estimados colegas.

Invitamos a todos ustedes a una nueva actividad del Instituto de Reforma Legislativa.

“Charla Sobre presentaciones, notificaciones y comunicaciones por medios electrónicos en el ámbito del Poder Judicial Provincial- Ac. 3733/14″

La misma abordará los siguientes temas:

*Funcionamiento, ámbito de aplicación y operatoria.

*Distintas situaciones e inquietudes planteadas en el Fuero Civil y Comercial.

*Su implementación a partir del 1º de Agosto de 2016 para los letrados y auxiliares de justicia.

Contaremos con la disertación especial del Dr. Félix Adrián Ferrán, Secretario del juzgado Civil y Comercial Nº 1 y de la Dra. Stella Maris Dominella, Secretaria del juzgado Civil y Comercial Nº 10.

Asimismo, contaremos con la presencia de miembros del poder judicial, a los fines de que los profesionales podamos evacuar nuestras inquietudes en la implementación de las notificaciones electrónicas en el fuero.

Director: Dr. Hernan Carles. Coordina: Dra. Soledad Valentini de la Presa.

FECHA:Jueves 23/06/2016

HORA: 18:30 HS.

LUGAR: SALÓN DE ACTOS DEL COLEGIO DE ABOGADOS DE MAR DEL PLATA

La entrada es libre y gratuita, pero pedimos la colaboración con un alimento no perecedero.

ESPERAMOS CONTAR UNA VEZ MAS CON SU PRESENCIA.

I.R.L

Charla notificaciones

Autoridades

Autoridades del Instituto.

  • Directora: Alba Marina Indrigo
  • Secretaria General: Norma Marta Tehaux
  • Tesorera: Susana Haydée Queijeiro
  • Vocales:
    • Ana María Di Ciancia
    • Edgardo Ricardo Dursi

 

Instituto de Derecho Ambiental

MULTA CIVIL EN LA EJECUCIÓN DE PAGARÉS DE CONSUMO ¿UN CAMINO POSIBLE?

MULTA CIVIL EN LA EJECUCIÓN DE PAGARÉS DE CONSUMO

04-12-2015 – Invitación charla de Raul Ojeda titulada “Provocaciones del NCCC en Clave Laboral”

Esta galería contiene 1 foto

Foto 24-11-15 7 46 11 a.m.Desde el Instituto de Derecho Laboral, difundimos la siguiente charla, organizada por el Instituto de Reforma Legislativa:

El Instituto de Reforma Legislativa, tiene el agrado de invitarlos a su primera actividad titulada: “PROVOCACIONES DEL NUEVO CODIGO CIVIL Y COMERCIAL EN CLAVE LABORAL”.
Tratará sobre la reforma del Código Civil y su impacto en el derecho laboral
 
Disertante:
Dr. RAUL HORACIO OJEDA
  • Abogado (UBA), con estudios cursados en Salamanca (2001) y en Castilla – La Mancha (2009). Juez Nacional del Trabajo.
  • Profesor Adjunto Regular en Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Facultad de Derecho en la Universidad Nacional de Buenos Aires (UBA).
  • Profesor en la Maestría de Derecho en la Universidad de Palermo, con orientación en Derecho del Trabajo en la Materia Relaciones Individuales III. Profesor de la Maestría en Políticas del Trabajo y Relaciones Laborales en la Universidad de Bologna (Representación en Buenos Aires), en la materia Concertación, Participación y Diálogo Social. Panelista y ponente en diversos Congresos y Jornadas y disertante en cursos de la especialidad.
  • Fundador y Director del Grupo de Estudios de Derecho Social. 
  • Tiene más de 120 publicaciones, entre libros, monografías, síntesis de fallos, compilaciones de jurisprudencia, notas a fallos y comentarios bibliográficos. Subdirector de las Revistas de Derecho Laboral y de Actualidad Laboral en la ed. Rubinzal-Culzoni Editores. 
  • Ex Asesor en asuntos legislativos del Ministro de Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Dr. Carlos Alfonso Tomada. Negociador, autor y corrector en los diversas normas laborales del Poder Ejecutivo del ciclo 2004-2012. Secretario Técnico del Consejo Nacional del Empleo, la Productividad y el Salario Mínimo, Vital y Móvil. Secretario Técnico del Grupo de Expertos en Relaciones Laborales. Representante Gubernamental ante el Comité Consultivo Permanente de la Ley de Riesgos del Trabajo. 
  • Realizó consultorías para la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como colaborador externo (2002 y 2005). 
  • Jurado de concursos nacionales para designación de profesores adjuntos y jueces del trabajo..
Moderador: Dr. Damián Bes.
Con el Auspicio del Colegio de Abogados de Mar del Plata, A.M.A.J.U.S.O, La Asociación de Abogados de Balcarce y del Instituto de Derecho del Trabajo del CAMDP
Fecha: Viernes 04 de diciembre de 2015 a las 19hs.
Inscripciones: Pesos cincuenta ($50), se recibirán inscripciones en la sede del Colegio de Abogados de MdP desde hoy hasta completar la capacidad del saló.
Se agradece también colaborar con un juguete en buen estado que será donado a una entidad de bien público. 
CUPOS LIMITADOS – SE ENTREGARÁN CERTIFICADOS DE ASISTENCIA
Lugar: Salón de actos del C.A.M.D.P.(Alte. Brown 1958)

 

EL ” STATUS QUO” DE LA LEGITIMACION EN LA MEDIACION (TULA)

EL ” STATUS QUO” DE LA LEGITIMACION EN LA MEDIACION

  • Publicado por Antonio Tula el marzo 10, 2012 a las 1:00pm en su blog

I Introducciòn

Muchos autores tratan el tema de la legitimación, cada uno con sus matices y casi todos rescatando dos movimientos: Reconocimiento y Revalorización (o empoderamiento o empowerment).

Cuando comencé mi tarea de mediador,  entendí que el mediador para legitimar debía concentran en si las habilidades de un poeta, un cuentista y un mago de la palabra. Lejos de mi estaba intentar tal hazaña,  solo reservada para mis Maestros.

Con los años comprendí que no se trataba de una  gesta heroica  y que en la narrativa de las partes estaban los condimentos de la legitimación

También la experiencia abono el aprendizaje de retirarme de la escena principal, ya que las partes son sus propios sujetos legitimantes

Desenmascarado este movimiento comunicacional en su simpleza y condimento en la historia de las partes, y en  su protagonismo,  exploraremos diferentes puntos de vista respecto  a la legitimación

 

II La legitimación como herramienta en la Medición

 Francisco Diez y Gachi Tapia  entienden a la legitimación como la creación de un “contexto de confianza” que permita a las partes acceder  a la participación y que “para lograr ese objetivo legitimar a las personas es indispensable”  generando   asì un “lugar positivo” en el proceso,

  Si las partes no logran percibirse de otra manera  que como adversarios es difícil que lleguen a un acuerdo y  a la solución del conflicto .La legitimación es entonces  “la ayuda que el mediador puede prestar a través de la técnica de la legitimaciòn” 

 Los autores analizan  el principio axiomático de la comunicación humana que expresa  “en toda comunicación hay aspectos  de contenido y de relación y que el segundo clasifica al primero y es por ende meta comunicación”. Luego se explayan sobre la legitimación sustancial  o de contenido (criterios objetivos independientes a la voluntad de las partes desde el “Método de Harvard”)  y la legitimación relacional como secuencias del proceso de legitimación tres movimientos

1.La legitimación del mediador a las partes

  1. Legitimar a cada persona frente a sí misma (empowerment)

3.Generar la legitimación entre las partes (reconocimiento)

 Curuchelar  (2009) entiende a la legitimación  como reconocimiento, validación, naturalización  o normalización de  sentimientos o situaciones de las partes. Esta herramienta permite  al mediador ir más allá de las posturas binarias de “buenos o malos, victimas o victimarios

Desde el  aporte  de la mediación transformativa de Folger y Bush,  numerosos  autores apuntan a los movimientos de  legitimación basados en el reconocimiento y el empoderamiento

Existe reconocimiento cuando  una parte identifica  en los otros sentimientos, hechos o conductas positivas en la relación. Ello se produce  cuando una parte puede legitimar a la otra, a través de movimientos generados por el mediador, surgidos de la propia narrativa de sus clientes. El logro de la herramienta (Suárez, 1996) se advierte:

  • Cuando puede con certeza pensar en el otro.
  • Cuando puede ver la situación desde el lugar del otro.
  • Cuando se descorre de la posición egocentrista.
  • Cuando se disculpa.
  • Cuando acepta su comportamiento negativo.
  • Cuando se ofrece más colaborativamente.

El reconocimiento supone realizar y fortalecer la propia capacidad como individuo para experimentar y expresar preocupación y consideración por los otros (Caram Eilbaum Risiolìa 2006).

             Es el mediador quien genera movimientos comunicacionales tendientes al reconocimiento de una parte con relación a la otra, en aspectos positivos surgidos de la narrativa  y es una forma de legitimación (Díez y Tapia, 1999).

La revalorización supone realizar y fortalecer la propia capacidad como individuo frente a circunstancias adversas  y luchar con las circunstancias adversas y problemas de todo tipo, especialmente si éstos están en una situación diferente de la propia (Caram Eilbaum Rsiolìa 2006).

Muchas  veces una de las partes, emocionalmente afectada, o  disconforme con la desvinculación, cede, no participa, acepta sin oposición y padece de un pobre o escaso protagonismo

Esta herramienta,  constituye una poderosa  técnica, ya que la partes en conflicto, al puntuar posicionalmente su relato del mismo,  seguramente no iluminan los aspectos positivos de la relación (Suárez, 1996).

Cuando una de las partes se muestra remisa al protagonismo, confusa en sus metas, sin poder determinar su rol en el conflicto, con dificultad para conocer sus recursos, sin poder evaluar opciones, el mediador trabajará para intentar que ésta se sienta reconocida, valorada y capaz de reasumir su poder de decisión (Díez y Tapia, 1999).

Existe revalorización (Suárez, 1996) cuando la parte se reconoce como protagonista, descubre que sabe lo que está tratando (y que no sabía que sabía) y  pone en actos sus potencialidades:

  • Aclarando sus intereses.
  • Ayudando a que determine sus metas.
  • Generando  y evaluando opciones.
  • Ayudando al desarrollo de  habilidades (escuchar, analizar, etc.).
  • Propiciando el reconocimiento de sus propios recursos.
  • Identificando  su lugar en el conflicto.

Este empoderamiento o empowerment  produce efectos realmente notorios en personas que aparecen como entregando todas sus defensas y a merced del otro, carentes de protagonismo y por ende en condiciones de evidente desigualdad, circunstancias que no son compatibles con un proceso de negociación asistida (Caram et al., 2006).

Ramos Mejia (2003) establece una estrecha relación entre la  legitimación y la búsqueda del  poder cuando éste se pulsea en escaladas de conflictos y lo que prima es la deslegitimación o perdida del propio valor. Por lo tanto a mayor legitimación mayor descorrimiento en el uso del poder como variable de negociación. Así aprender a legitimar es descubrir el lado positivo de una situación (incluso las en apariencia negativa). La legitimación propia permite modificar la representación mental y acceder a un estado emocional más propicio para negociar. Reconocer al otro como alguien valioso (válidamente otro) es poder ver la realidad en luces y sombras también valiosas

III La legitimación desde el enfoque circular narrativo

Marines Suares ( 2002.pp. 311/312 ) analiza la legitimación desde el enfoque circular narrativo y expresa que  “ esta intervención consiste  en un posicionamiento positivo del participante que se construye a partir de connotar  en forma positiva , alguna d sus características personales, alguna acción que haya realizado o esté realizando.”  Se refiere a la  la intención o pautas de interacción que ocurre en el aquí y ahora en  la mediación o  las simplemente narradas

 Asì la persona deslegitimada puede quedar al margen del proceso y es difícil que pueda legitimarse  sin  dejar de estar involucrada en la narrativa del otro deslegitimante”.  El mediador tiene la función de “posicionar a todos los participantes positivamente. La legitimación permite construir herramientas como el resumen y la historia alternativa, herramientas básicas del modelo circular narrativo

Sara Cobb( 2011) en  su capacitación sobre  El Modelo Circular Narrativo y los Sistemas Familiares  nos dejos como enseñanza tres miradas interesantes

1 . “La ironia del Self” cuando ambas partes se legitiman así mismos en base a la deslegitimación del otro. . La técnica sería sembrar sombras en esa legitimidad

Llevada la idea a la práctica en una mediación entre un acomodado comerciante y su esposa, en donde se advertía un sometimiento histórico de la mujer hacia su marido, se produjo el siguiente dialogo

-Jorge: En nuestra relación quien estaba en todas  las cosas era yo. Ella carecía de imaginación, de iniciativa, de contacto con la vida. Yo la animaba a cambiar con mi propio ejemplo y hasta nuestros hijos le decían que  le faltaba energía.

-Mediador De tu relato surge una formidable responsabilidad

-Jorge (acomodándose en su silla) Sì, efectivamente… enorme

-Mediador: Y cuáles son las “contras” o las “complicaciones” de “abarcar todas las cosas en la casa”

-Jorge.  Y… sì .. los chicos…la escuela….. las cuestiones domésticas… los tiempos..alli no llego

-Mediador  Y como hacías

-Jorge. Se ocupaba la madre

-Mediador (con un gesto de asombro)…La MADRE…!!

 -Jorge (  sin poder contener la risa).. Bueno… no es tan dramático….Marta siempre fue una buen madre y excelente ama de casa… no tengo nada que decir… antes me refería a su falta de iniciativa en general y su dependencia  al momento de tomar decisiones

En este caso el mediador se interesa por el “inflado ego “ de Jorge y luego desagrega contenido a su descripción. El espacio que él no ocupa en esta nueva narrativa  sirve para acomodar a Marta, quien queda legitimada como madre y ama de casa y deslegitimada en la “toma de decisiones”, cuando antes su deslegitimación era total

  1. Crear legitimidad para los otros. Se trata de historiar de otra manera la narrativa de una parte, aumentando  la  legitimidad de la otra parte

Llevada la idea a la práctica en una mediación entre una modista y su  ex esposo,  de profesión docente, se produjo el siguiente dialogo

-Juliana: Siempre fui un simple modista de barrio y por eso me menospreciaba, porque no tenía cultura.  El siempre la jugaba del “que sabía del todo”  y nos trataba de alumnos y nos tomaba examen.. que las capitales… que los ríos…que la historia. Hoy mis hijos saben muchas cosas y yo también, pero no por voluntad propia.

-Medidor. Si entiendo bien tu ex marido les brindó conocimientos que si hubieran dependido de tu voluntad no estarían

-Juliana.. Bueno… es lo que él me decía con razón. A pesar de mi negativas me desburrò bastante

La organización  nueva del  relato ofrece una descripción diferentes en lo conceptual que impacta en lo emocional, referido a los mismos hechos y admitida por Juliana, permite reestructurar su planteo original y legitimar a su ex marido

 

3 Crear tramas circulares Si las partes pueden legitimar al otro podemos crear historias de interdependencias

Llevada la idea a la práctica en una mediación se produjo el siguiente dialogo

Ruperto: Ella se levanta a las 11 de la mañana  y yo me encargo todos los santos días del colegio de los chicos.

Amanda: Y yo volvía de restaurante todos los días a la una de la mañana con la comida para vos y los chicos

Ruperto. Bueno…la señora siempre “echando en cara “lo que hace.  Vamos a ver cómo te arreglas ahora que no tienes un marido desocupado para servirte

Amanda; No te preocupes, empleadas domésticas se consiguen y son menos problemáticas que los maridos  como vos

Ruperto. Bueno… los niños dicen que me extrañan… eso a vos no te importa?

Amanda (quebrada). Si me importa, ellos están sufriendo por todo lo que se divertían con tus payasadas

Ruperto  (llorando)… la puta!!!… mis hijos!!

Mediador:  Bien.. Ruperto y Amanda!!… parece que lograron una asociación atípica y eficiente…una madre que provee y un papá  desocupado que  pudo cuidar y divertir a los niños

(ambos asienten )

Mediador. Se me ocurre que los chicos necesitan en el futuro que  sigan siendo buena cocinera y excelente “clown”  para cuidarlos como padres separados

La escucha activa permite leer, entre líneas, las legitimaciones  expresadas por las partes, aunque la semántica de lo analógico arroje posibles significados diferentes

 

IV El concepto transformativo de la legitimación

 Bush y Folger  (1996 pp. 130/134) expresan  “ un conflicto es primero  y principalmente una ocasión de crecimiento en dos dimensiones  críticas e interrelacionadas de la moral humana. La primera dimensión implica el fortalecimiento del yo. Se la obtiene mediante  la comprensión y el fortalecimiento de la capacidad humana  intrínseca de cada uno para afrontar las dificultades de todas las clases, comprometiéndose en la reflexión la decisión y la acción como actos consientes e intencionales. La segunda dimensión implica superar los límites del yo para relacionarse con otros. Se lo consigue mediante  la comprensión y el fortalecimiento de la capacidad humana  inherente del individuo para  experimentar y expresar interés por otros y especialmente  por aquellos  cuya situación es distinta a lo que uno mismo tiene”

Sostienen que éxito de la mediación transformadora radica   en que las partes puedan tener experiencia de crecimientos  en dos dimensiones del desarrollo moral la capacidad de fortalecer el yo  (empowerment )y la capacidad de relacionarme con el otro (reconocimiento)

En el VI  Congreso Mundial  de Mediación de Salta  Folger (2010)

 nos decía que  el proceso de fortalecimiento o empowerment   y reconocimiento empieza con esta interacción protagónica de las partes propiciada por el mediador con la menor intervención posible. Folger  no cree  en los encuadres y  “reglas de juego”  y los asocia a una suerte de “control del mediador”

Entiende que  “el  valor único de la mediación es apoyar la capacidad de las partes para entenderse “ y que la mediación es una oportunidad para ello,”   El mediador escucha para apoyar a las  partes y no para diagnosticar

Siguiendo esta propuesta, para  observar sus efectos en  la práctica, en una mediación familiar entre  Maximiliano y  Fanny  solo consensue con ellos un encuadre básico, dejando que interactuaran libremente. He aquí lo ocurrido

-Fanny : El sabe bien lo que le pido

-Maxi (interrumpiendo y burlándose) “ El sabe bien lo que le pido”… yo que sé que huevada se te ocurre cada día para joderme  a mi y a mi  pareja

-Fanny. Yo no quiero joderte, quiero que me ayudes con una  plata fija, todos los meses, no como se te canta

-Maxi. Y si se me “canta” no darte un mango?

-Fanny Ja Ja!! Que boludo!!.. la plata que te guardas es de tu hijo, no mía

-Maxi : Estoy podrido de estas discusiones

-Fanny :Yo también, no quiero discutir  ni que sientas que te quiero joder a vos y tu pareja, lo único que quiero es que me ayudes  con los  gastos de los  chicos, en forma permanente

-Maxi. Si pero no vengas a mi casa de malos modos

-Fanny. Voy desesperada porque no tengo para darle de comer a tus hijos!!, ….como queres que llegue?

-Maxi Bueno… si arreglamos vas a tranquilizarte un poco?

-Fanny . Claro!!..

( silencio)

Mediador. Bueno.. Fanny… Maxi…. Pareciera que están pudiendo escucharse y ponerse de acuerdo en algunas cosas  por ejemplo Maxi te comunica que cuando acudes a su casa    le afecta en su relación de pareja y vos Fanny le puedes aclarar que no es esa tu intención ya que solo acudes como mamá  a solicitar apoyo al  papa de los niños , luego Fanny  vos has podido señalar que el pedido de un apoyo económico estable es para los niños, no para vos. A  Maxi  le interesa tratar el tema  y comprende que eso te tranquiliza. Ambos  han podido expresar mutuamente que no desean  continuar discutiendo

(Ambos asienten y cambian a partir de allí el tono ingresando a la cuestión económica)

           La experiencia rompió una larga práctica de mi parte pero los frutos eran otros. Mis  intervenciones creativas para encontrar un punto de legitimación o de empowerment no eran necesarias  ya que estos movimientos surgían espontáneamente de la interacción de las partes. Solo mi parafraseo en forma de síntesis permitió  “anclar”  secuencias comunicacionales que no eran escuchadas desde una actitud  analógica confrontativa. En estas interacciones la valorización de cada uno y el reconocimiento al otro  estaban  en “acto comunicacional” y la escucha del mediador  solo permitió  “organizar ese relato de otro modo “  Algo así como lo que Calcaterra (  2002) denomina “legitimación colectiva de las historias “

  Gonzales Cuellar Serrano  (2010) expresa que “ Bush y Folger desarrollaron en 1994  un enfoque que ellos denominaron “mediación transformadora·  que permite que sean los participantes quienes marquen al mediador la dirección a seguir en lugar de que sean ellos lo que siguen al mediador “(2010 pp 16)

Compartimos con Brandoni  (2011) que la construcción de un lugar de tercero del mediador  lo es con relación a la bipolaridad que exhibe el conflicto y con relación a las partes (díada)  se construye un campo simbólico que permite la interacción no agresiva dando un orden de legalidad a un nuevo sistema: la mediación.

Creemos que  la menor direccionalidad del proceso y  el menor rigorismo en el encuadre aumentan el protagonismo de las partes  en la construcción de  su propia agenda, a partir de lo que uno reclama y el otro acepta o no tratar,

Así es como logran apropiarse   sus historias en el vínculo desde el reconocimiento y el empoderamiento al  decir hacer sentir y pensar,  en plena retroalimentación, sin ser conducidos  pero sì acompañados

Al decir de Bustelo  ( 2009)  existe una diferencia entre “contener la crisis” y “arropar la crisis”

Caram  Eilbaum y Risolìa sostienen que en el modelo transformativo

 “ Cuando  menos hable el mediador y mas puntualice los movimientos útiles de las partes, mas fecunda será su tarea porque  la trasformación es mas de las partes que de el mismo, aunque la ráfaga los envuelva a todos (2006 pp 312/313)

V Cuando el otro y yo nos constituimos en la interacción [1]

Los  aportes de  Paul  Ricoeur (2004) permitirán  reflexionar sobre los sujetos que interactúan en el conflicto.

Explica el autor que la conciencia reflexiva del sí mismo implica al reconocimiento de responsabilidad y otorga a este si-mismo reflexivo  el nombre de ipseidad,[2] en relación dialéctica con la mismidad  (rasgos de permanencia del si- mismo).  Entiende el filósofo francés  que debemos a Descarte y a Locke  lo que llama la “hermenéutica del si” a la que considera la reflexión sobre si, destacando que luego Kant y Fichte  hicieron del Yo y la reflexividad propia, la piedra angular de la  filosofía.

Desde un ángulo que resulta útil a éste  análisis, Ricoeur (2004) se refiere  a la crítica entre razón teórica y razón práctica[3] desdoblamiento impuesto en beneficio de la teoría moral y la del derecho que apenas daban lugar al  reconocimiento del sí  en cuanto a instancia  de discursos distinto a sus postulados (ello pese a la referencia explícita al sí en la autonomía reivindicada por la moral kantiana en oposición a la noción de heteronimia[4]).

 Aclara Ricoeur (2004) que el sí de la autonomía kantiana  no se caracteriza por su capacidad de auto-designación sino que se combina con la idea de la ley, figura como una rattio escendi  de la ley que se convierte en la ratio cognoscecendi del sujeto[5]  Entonces, el “yo puedo” del sujeto  autónomo  que puede ser protagonista de su narrativa en términos de interacción en el conflicto con un  otro integrado, se diferencia del “yo debo” de sujeto  usuario de la justicia  (justiciable en la jerga jurídica) por  su sometimiento a lo heterónomo.  En el primer caso se  enriquece al reconocimiento del sí mismo y en el segundo se anonimiza.

Ricoeur (1994) analiza luego la dialéctica entre la identidad y la alteralidad en donde el “reconocimiento del “sí”, implica el “ser reconocido” y “el reconocimiento mutuo”. Lo que podría interpretarse como un ciclo que es posible en el diálogo,  y no lo es en la contradicción metódica judicial.

Desde los aportes doctrinarios expuestos, existen lugares diferentes  para la identidad del sujeto en conflicto  cuando a) concurre al sistema judicial a los efectos de acatar la heteronomía de la norma  a ser aplicada en el caso, que se le impone sin importar su opinión, o b)  cuando el proceso del tratamiento  de las diferencias lo involucra autónoma y responsablemente con el otro, a los efectos de intentar un reconocimiento mutuo de sus necesidades.

Cuando se habla  de la autonomía de los sujetos en el marco internarrativo del tratamiento de los conflictos, no se niega  la existencia de normas heterónomas.  La  norma jurídica existe y es respetada en el marco del acuerdo que es “ley para las partes” [6]. El reconocimiento en este caso como empowerment  (hacia sí mismo) o recognito (hacia el otro) es un abordaje  central en la mediación y  constituye el marco teórico de  una de las escuelas de la mediación conocida como “Escuela Transformativa” [7] (Folger, 1994; Suárez, 1996).

Entonces la presencia de sujetos activos y protagónicos, en un marco voluntario  de interacciones para el tratamiento del conflicto implica, en  éste  análisis, una actitud compatible con un recíproco:  “yo estoy y puedo”.  Al respecto Ricoeur (2004) expresa que la expresión “yo digo que” es autorreferencial porque designa  el “a sí mismo” del que emplea el pronombre  en primera persona, lo que es insustituible.  Agrega que la autodesignación del sujeto hablante  lo es en condiciones de interlocución “en la que la reflexividad  contemporiza con la alteralidad”. La palabra pronunciada por uno es una palabra dirigida a otro. De este modo la estructura pregunta-respuesta constituye la estructura de la base del discurso  en cuanto implica al locutor y al interlocutor.

La mediación es un escenario posible para obtener una identidad de sentido en la búsqueda de una nueva narrativa que teje una nueva trama y deja sin efecto las narraciones antagónicas previas. El sistema judicial confisca la narrativa de las partes y las convierte en objeto de estudio sobre el que se expedirá científicamente el sentenciante.

La identidad narrativa  permite un nuevo enfoque del concepto de  ipseidad (conciencia reflexiva del sí mismo) que puede  desplegar su dialéctica específica  entre dos tipos de identidades, la inmutable del  idem del si mismo  y la identidad cambiante del ipse de si- mismo,  considerado en su dimensión histórica (Ricouer, 2004).

Según Ricouer (2004) la ipseidad puede producir una multitud de variaciones imaginativas (indecisión, duda, contestación) gracias a las cuales las transformaciones del personaje tienden a hacer problemática su identificación. La  ipseidad se pone en relación dialéctica con la mismidad, entendiendo por ella  todos los rasgos de permanencia (identidad biológica del código genético, huellas digitales, fisonomía, voz, costumbres estables, etc.). Entonces la práctica cotidiana oscila entre estos dos polos (ya sean acciones de corto alcance, prácticas profesionales o de oficio, planes de vida, etc.).

Si la ipseidad se configura en la trama de un proyecto, le es inherente la posibilidad de fortalecerse o declinar. Desde ese punto de vista la constitución del “sí mismo” exige del sujeto la posibilidad de contar consigo mismo en forma libre e independiente y como norma de sí. En este punto se podría decir que la autonomía es una condición de posibilidad  de la ipseidad.  El desafío a la heteronomía con coraje y con valor, contenido en esa apelación Kantiana a regirse por sí mismo y no por la “guía de otro”, es paso obligado en el logro de una esfera de propiedad, de lucida sujeción a sí, de autorreferencialidad (Pérez, 2009).

En consecuencia,  cuando las partes concurren a una mediación han generado, respectivamente, un cierre narrativo respecto a la situación de conflicto en donde existe un repliegue de la ipseidad a la mismidad, generando un posicionamiento. Sin embargo la presencia del otro y el espacio comunicacional que se instala, con la asistencia de un tercero neutral, permite modificar muchas veces las narrativa, impactando en la dimensión individual de los  sujetos (interaccional, conductual, psicodinámica y cognitivamente),  o en lo que Ricouer denomina  la “dialéctica entre la identidad del sí y la entidad del otro.

 Respecto a dicha dialéctica expresa  Gabriel  Jaime Pérez (2009):  “La definición ricoeuriana de la perspectiva ética –con y para el otro– nos remite al concepto heideggeriano de la solicitud, él cuidado o la preocupación, pero en el ámbito de la dimensión dialogal intersubjetiva de la existencia humana, sobre la base de que “mis” intereses, aspiraciones y proyectos referentes a la vida buena no pueden encontrar realización en el aislamiento solipsista, sino en la cooperación con los demás. En tal sentido, “mi” búsqueda de la vida buena tiene que ser también una búsqueda compartida con la de los otros seres humanos. Esta dimensión, que en cuanto dialogal es comunicacional, implica el reconocimiento efectivo de la pluralidad, la alteridad y la diferencia y con base en él, la actitud de tolerancia que supone la afirmación del otro como otro.

Lo que abre o cierra  cada uno de los modelos de resolución de conflictos que se analizan, impacta en la calidad de vida de los individuos del sistema social, en tanto y en cuanto impactan en el sí mimos de los sujetos en conflicto.  El sí mismo según Shotter (1996) desde una concepción dialógica y retórica no está relacionado con quien es uno o la propia identidad, sino que involucra un proceso de crítica y justificación  que pone al sujeto  en juego para que sus  propias acciones se ajusten  a una forma de vida aceptada o aceptable para otros. Así, adopta diferentes voces (puntos de vista, líneas de acción, formas de vida) y  argumenta hacia sí mismo cómo responder a  las  circunstancias  por las que transita.  La mente, la intención, la memoria, la motivación, la precepción, la emoción etc., son entidades en proceso de construcción, abiertas a nuevas construcciones o reconstruidas en diferentes circunstancias  discursivas o conversacionales,  según el propio sentido de ubicación  del propio proyecto y  el proyecto de los otros con los que cada sujeto  interactúa.

 

             VI   Coordinando la coordinación de acciones

Esta construcción se establece por medio del lenguaje, que no responde  sólo a la expresión hablada o escrita por el hombre, sino a su interacción con el otro o los otros y viceversa. Responde a la coordinación de coordinaciones de acciones en cualquier dominio (relacionado con el término “lenguajear”, según el concepto que usa Maturana) a la que se entrelaza “el emocionar”  que Maturana denomina el “conversar” (Ravena, 1998).

Con relación al aporte de Maturana, explica Marines Suárez (1996) que el autor define al lenguaje como un “operar en coordinación de acciones consensuales de coordinación de acciones consensuales”. O sea, cuando dos o más personas pueden coordinar sus acciones se comunican para coordinar acciones posteriores.   (en el mismo sentido Echeverría 2011)

En esta línea  Kenneth Gergen  entiende que este enfoque de la comunicación humana surge como herramienta  de los diálogos construccionistas en distintos campos. La mediación es uno de ellos. El  proceso se inicia cuando una enunciación aislada de mi parte es coordinada con otro,  quien añade  un acción suplementaria (digital o analógica). Entonces comunicar “ es ver al otro conferir el privilegio del sentido a mi enunciación ,Si los demás no tratan nuestras enunciaciones como comunicación, sino se coordinan en la proposición que se les hace, se nos reduce al absurdo “ ( Gergen 2006 pp,66) . La acción suplementaria aparte de conceder un sentido  a los que antecede  requiere a su vez  de otra a acción complementaria que le dé sentido y que modifique el sentido de la interacción anterior. De esta manera el acto facilita la posibilidad de dar sentido y a la vez la conducta del otro restringe esa posibilidad porque nuestras palabras y actos  limitan la palabra y actos de los demás y viceversa, En la mediación la legitimación entendida como la explica Folger  sería  la coordinación de actos y suplementos desde el reconocimiento y el empowerment, en una retroalimentación auspiciada po el proceso mismo.

VII De la queja al reclamo

Un movimiento interesante es que el propone Echeverría (2011) cuando analiza el paso de la recriminación o la queja ( acusación o recriminación mutua) al reclamo  como un juego de lenguaje conformado por varios actos lingüísticos que combinan declaraciones, afirmaciones y peticiones que pueden terminar en promesas de acciones. Este proceso de cambio de la queja al reclamo puede ser estimulado por el mediador con solo organizar las intervenciones de las partes en un resumen con ese objetivo (el resumen es una herramienta valorada por Folger dentro de las acotadas intervenciones que espera dl mediador ) y propiciar un espacio de reclamos que  habilite la dinámica de legitimación desde otro contexto de comunicación

 VIII A modo de conclusión

Entiendo que la primera legitimación en la mediación es la del mediador a las partes, a sus recursos nacidos en la interacción del contexto histórico que contiene la trama narrativa, a sus fortalezas y debilidades, a el cómo y el que desean tratar, a las luces y sombras de sus historias entrelazadas

Los parámetros rígidos del encuadre basado en el “control de las partes” (Folger 2010) con que se capacita a futuros mediadores, y forman también parte de la práctica, no legitiman a las partes y si se sustentan en el miedo a la perdida de la dirección del proceso

Creo que la legitimación pasa también por generar espacios donde lo “conversable”  sea más amplio que lo “mediable” y no se obturen conversaciones pendientes, explicaciones necesarias, reflexiones útiles para las partes, que no se suman a la agenda de los temas del acuerdo

Creo que el “recorte del conflicto” puede convertirse en el “hecho quirúrgico del mediador” si las partes no acuerdan con éste su abordaje

Preguntado Folger por el riesgo a la “escalada violenta” ante la libertad de acción de las partes en sus interacciones, su respuesta fue simple en el sentido que la mediación no es compatible con la violencia y se practica en otros escenarios. Este es un límite de reencuadres interesante pero no obturante. Las partes en el ejercicio de la voluntariedad pueden decidir el “tono” de sus conversaciones y el mediador, con igual facultad, la continuación del proceso. Lo que se juega es el “umbral de la tolerancia” del mediador y ello responde a entrenamientos y marcos teóricos claros.

    La mayor y mas espontanea participación de las partes ( hasta con cierta rispidez,  voces elevadas y términos duros), permite que el mediador tome los mejores hilos de la trama narrativa (Cobb 2011) de la ecología comunicacional de las partes para efectuar resúmenes, hacer preguntas, rescatar o generar legitimaciones y convertir al proceso en un contexto legitimante para el tratamiento de la crisis del sistema consultante

[1] En este apartado seguimos el tratamiento dado al tema por el autor de éste articulo en su tesis de maestria

[2]  Equivalente  los términos ingleses Self y Selfhood   (yo e individualidad) según Ricouer en “Caminos de reconocimiento pág. 121.

[3]En el entendimiento humano, la  facultad de juzgar prácticamente es muy superior a la de juzgar teóricamente. En esta última, cuando la razón común se atreve a salirse de las leyes de la experiencia y de las percepciones sensibles, cae en simples incomprensibilidades y contradicciones consigo misma….En cambio la facultad de juzgar prácticamente comienza mostrándose ante todo muy acertada cuando el entendimiento común excluye de las leyes prácticas todo motor sensible…. “. (Kant. Fundamentación de la metafísica de las costumbre)

[4] La distinción entre autonomía y heteronomía moral se la debemos al filósofo alemán Inmanuel Kant (1724-1804). Para Kant un hombre obra bien cuando tiene como fundamento de su acción un principio de validez universal (imperativo categórico en palabras del autor), o sea válido para todos los hombres en todas las circunstancias, en cualquier tiempo y lugar. Principio de validez universal que descansa en la voluntad individual libre y racional que todo hombre por el mero hecho de serlo posee. Siempre y cuando el hombre obedezca a su voluntad obrará libremente, autónomamente, racionalmente. Esto no quiere decir que cada uno de nosotros obre como le dé la gana, hay ciertos límites y Kant los sitúa acudiendo a la conducta heterónoma. ¿Qué es para Kant una conducta heterónoma? Será aquella cuya norma guía procede de una instancia diferente a la del propio individuo libre: padres, profesores, amigos, ideologías políticas, credos religiosos…, o lo que es lo mismo, cuando la norma obedece no al deber en sí mismo sino a fines u objetivos que satisfagan (o nos esclavicen diría Kant)  nuestras inclinaciones y deseos. Responden a la forma proposicional: “si…entonces”, es decir: es condicionada, no libre (imperativo hipotético diría Kant). De este modo concluirá Kant: si actuamos en función de principios normativos ajenos a nuestra voluntad libre estaremos condicionados, obedeceremos a causas externas, y por tanto, es imposible que nuestra acciones puedan ser buenas y correctas. Nuestro obrar debe ser libre, ajeno a condiciones, a imposiciones exteriores; nuestro obrar debe ser fin en sí mismo. Nuestro obrar bueno y correcto debe ser para Kant racionalmente justificado e internamente asumido. Y este buen obrar Kant lo formula como imperativo categórico a través de dos máximas:

a.- Obra de modo que puedas querer la máxima de tu acción como ley universal.

b.- Obra de modo que trates a la humanidad, tanto en tu persona como en la de cualquier otro, siempre como un fin y nunca como un medio.  (Material de estudio Departamento de filosofía Instituto Fray Pedro de Urbina  http://www.iesfraypedro.com/files/filosofia/autonomia-heteronomia.pdf

[5] rattio essendi:  la razón de ser , rattio cognoscendi: la razón del saber

[6] Art.1197.- Las convenciones hechas en los contratos forman para las partes una regla a la cual deben someterse como a la ley misma.  (Código Civil de la República Argentina)

[7] La finalidad de la Escuela Transformativa es modificar la relación entre las partes. El convenio se logrará en la medida que los participantes encuentren una nueva mirada del otro y de sí mismos. R. Bush y J. Folger (sus creadores) llaman a su mediación, transformadora, porque busca transformar las relaciones, promoviendo la revalorización y el reconocimiento de las personas. La revalorización y el reconocimiento conforman el “crecimiento moral” de las personas.. Una persona se siente revalorizada cuando aumenta su protagonismo y asume responsabilidades Una persona otorga el reconocimiento, cuando puede generar empatía, esto es, comprender la situación del otro y encontrar cualidades humanas en el otro que pueden coincidir con las propias. En el reconocimiento al otro está implícita la sensibilidad propia de reconocer y considerar a otros y preocuparse por ellos Una persona concede reconocimiento cuando puede ver el comportamiento del otro bajo una luz diferente, cuando cambia su interpretación de lo que el otro dice y logra reinterpretar su propia forma de ver las cosas

Bibliografìa

Andersen, Ralph. Carter, Irl. La conducta humana en el medio social: Enfoque sistémico de la sociedad. Barcelona (España): Editorial Gedisa, 1994.

 

Aréchaga, Patricia. Brandoni, Florencia. Finkelstein, Andrea. Investigación sobre la inscripción subjetiva y la configuración del imaginario social de la mediación: Clínica de Mediación-Relato de Casos. Buenos Aires (Argentina): Editorial Librería Histórica de Emilio Perrot, 2004.

 

Brandoni   Florencia (2011) “Hacia una Mediaciòn de Calidad” Ed Paidos  Buenos Aires, Argentina

 

Bustelo Daniel, La mediación, claves para su comprensión y pràctica Ed Hara Press Madrid España

Echeverría Rafael  (2011) “La Ontología del Lenguaje “ Granica Buenos Aires Argentina

 

 

Bateson, Gregory. Pasos hacia una ecología de la mente. Buenos Aires (Argentina): Editorial Lohlé, 1976.

_______________. Espíritu y naturaleza. Buenos Aires (Argentina): Editorial Amorrortu, 1984.

Briseño Sierra, Humberto  “Conflicto Jurídico y proceso”, en Agulla G., Guido y Calderón, Ana  (compiladores). “La Fe del Hombre en sí mismo y la lucha por la libertad a través del proceso”. Academia Virtual  Iberoamericana del Derecho. 1995. En línea. http://www.academiadederecho.org/index.cgi (10 de Noviembre de 2010).

Brunner, Jerome.  Actos de Significado: Más allá de la Revolución Cognitiva. Buenos Aires (Argentina): Editorial  Alianza Editorial, 1991.

 

Brunner, Jerome. Actos de significado. Madrid (España): Alianza Editorial, 2009.

 

Bustelo, Daniel. La Mediación. Madrid (España): Editorial Haras Press, 2009.

 

Caivano, Roque. Gobbi, Marcelo. Padilla, Roberto.Negociación y Mediación. Buenos Aires (Argentina):  Editorial Ad-Hoc, 1997.

 

Caram, María E. Eilbaum, Diana T. Risolia, Matilde. Mediación: diseño de una práctica. Buenos Aires (Argentina): Editorial Histórica, 2006.

Graciela Curuchelar ( 2009), “Mediación y Resilencia”  Editorial Notarial  Buenos Aires Argentina

  Gonzales Cuellar Serrano(2010)  Mediaciòn  un  método  de ? conflictos  Ed Colex Madrid Barcelona

Gergen  Kenneth (2006) “Construir la Realidad” Paidos Buenos Aires Argentina

 

Ceberio, Marcelo. “Epistemología y psicoterapia. Hacia la construcción de un nuevo paradigma”. Asociación Argentina de Teoría General de los Sistemas y Cibernética. 1991. En línea.  http://www.escuelasistemica.com.ar/publicaciones/articulos/20.pdf 1991 (20 de Diciembre del 2010).

 

Ceberio, Marcelo. Watzlawick, Paúl. La construcción del universo. Barcelona (España): Editorial Plaza, 2006.

Cobb, Sara. “La Construcción social de las intenciones en las narrativas legales”. Material bibliográfico del curso “Negociación y Resolución de Conflictos”. Universidad de California, Santa Barbara. Septiembre de 1995. Traducido y compilado por  Marinés Suárez  en “Compilación de Artículos de Mediación,  Modelo Circular Narrativo”. Buenos Aires (Argentina). 1996: 2. En línea http://giovanicriollomayorga.blogspot.com/2011/01/el-rol-social-abogado-y-el-protagonismo.html (5 de Enero de 2011).

 

 

 

Diez, Francisco. Tapia, Gachi. Herramientas para trabajar en la mediación. Buenos Aires (Argentina): Editorial Paidós (Primera edición), 1999. (Tercera edición) 2006.

 

Fernández Moya, Jorge. En busca de los resultados: Una introducción al modelo sistémico estratégico. Mendoza (Argentina): Editorial Universidad del Aconcagua, 2000.

 

Fisher, Roger. Ury, William. Patton, Bruce.  Sí, de acuerdo: Cómo negociar sin ceder. Segunda Edición. Bogotá (Colombia): Grupo Editorial Norma, 1993.

 

doza (Argentina), 2003.

Gergen  Kenneth (2006) “Construir la Realidad” Paidos Buenos Aires Argentina

Echeverría Rafael  (2011) “La Ontología del Lenguaje “ Granica Buenos Aires Argentina

Girard, Kathryn. Koch, Susan. Resolución de conflicto en las escuelas. Buenos Aires (Argentina): Editorial Granica, 1997.

 

Glasersfeld, Ernst Von. “Aspectos del Constructivismo Radical”. En Pakman, M. (Compilador). Volumen I. “Construcciones de la experiencia humana”. Barcelona (España): Editorial Gedisa, 1996: 23 – 43.

 

Habermas, Jürgen. Teoría de la acción comunicativa. Madrid (España).  Editorial Taurus, 1987.

Hoffman, Lynn. Segunda Edición. Fundamentos para la terapia familiar. México DF.: Editorial Fondo Interamericano de la Cultura  Económica, 1987.

 

Lax, Williams. “Narrativa construccionismo social y budismo”.  En  Packman, Marcelo (compilador). Construcciones de la Experiencia Humana. Buenos Aires (Argentina). Editorial Gedisa, 1997.

 

Linares, Juan Luis. Identidad y Narrativa. Buenos Aires (Argentina): Editorial Paidós, 1996.

 

Linck, Delfina. El valor de la mediación. Buenos Aires (Argentina): Editorial Ad-Hoc, 1997.

 

 

Maturana Humberto. “Realidad: la búsqueda de la objetividad o la persecución del argumento que obliga”. En Pakman, M. (Compilador), Volumen I. Construcciones de la experiencia humana. Barcelona (España): Editorial Gedisa, 1996: 51– 56.

 

Maturana, Humberto. Varela, Francisco. El árbol del conocimiento: Las bases biológicas del entendimiento humano. Santiago de Chile: Editorial Universitaria,1994.

Monografías.com.  26 de julio del 2006. En línea. http://www.monografias.com/trabajos39/politica-sistemica-estado/politica-sistemica-estado2.shtml#teoriapolsistemica (20 de Noviembre de 2010).

Ramos Mejia Cecilia (2003)  “Un mirar, un decir, un sentir en la Mediación Educativa” Ed Librería Histórica Buenos Aires Argentina

Ravena Analía. Alcaide, Stella M. Guala, María. La mediación en la Escuela. Buenos Aires (Argentina): Editorial  Homo Sapiens,1998.

 

Ricoeur, Paul.  Caminos del reconocimiento. México D.F.: Editorial Fondo de Cultura  Económica, 2004.

Segal, Lynn. Soñar la Realidad: El Constructivismo de Heinz Von Foerster. Madrid (España):  Ediciones Paidós Ibérica s.a., 1994.

Serantes, Oscar. Palma, Jorge. Código Procesal Civil y Comercial de la Nación.  Buenos Aires (Argentina): Editorial Depalma,1983.

Sessarego, Carlos. “Persona, personalidad, capacidad, sujeto de derecho: Un reiterado y necesario deslinde conceptual en el umbral del siglo XXI”. Argentina: Revista de Derecho.  23 julio de 2009. 

Sluzki, Carlos. La red social: frontera de la práctica sistémica. Barcelona (España): Editorial Gedisa, 1999.

Sluzki, Carlos.  Red Social.  Buenos Aires (Argentina): Editorial Gedisa, 2005.

 

Suárez, Marines. Mediación Conducción de Disputas Comunicación y Técnica.  Buenos Aires (Argentina): Editorial Paidós, 1996.

 

Suárez, Marinés. Mediando en Sistemas Familiares. Buenos Aires (Argentina): Editorial Paidós, 2002.

Watzlawick, Paul. Weakland, John. Fisch, Richard. Cambio. Barcelona (España): Ediciones Herder, 1994.

Watzlawick, Paul. Teoría de la Comunicación Humana. Barcelona (España):  Editorial Herder, 1997.

White, Michael. Epston, David. Medios narrativos para fines terapéuticos. Barcelona (España): Editorial

Gergen  Kenneth (2006) “Construir la Realidad” Paidos Buenos Aires Argentina

Echeverría Rafael  (2011) “La Ontología del Lenguaje “ Granica Buenos Aires Argentina

Ramos Mejia Cecilia (2003)  “Un mirar, un decir, un sentir en la Mediación Educativa” Ed Librería Hist

Como siempre: GRACIAS al maestro Antonio Tula por su desinteresada colaboración

Entrada

Instituto de derecho informatico

 

Reunión Mensual Septiembre 2013

Informamos e invitamos a la reunión mensual del Instituto del Mercosur que llevaremos a cabo el día martes 10 de septiembre de 2013, a las 14:15 hs. en la sede del Colegio de Abogados departamental sita en la calle Brown 1958 de esta ciudad de Mar del Plata.

Próximas actividades. Noviembre de 2014

 * Miércoles 12 de noviembre de 2014 *

Charla:

«Últimos fallos de la Cámara de Apelaciones Departamental en materia de tasas de interés»

Dr. José Manuel Del Cerro

Les comunicamos que el próximo miércoles 12 de noviembre de 2014 se realizará una charla a cargo del Dr. José Manuel Del Cerro sobre el tema «Últimos fallos de la Cámara de Apelaciones Departamental en materia de tasas de interés», la cual incluirá un margen para el debate y las opiniones de los asistentes.

El encuentro será a las 20:00 hs, con entrada libre y gratuita, en el Salón Alternativo del Colegio de Abogados (Brown 1958).

XXII JORNADAS MARPLATENSES DE DERECHO PROCESAL

Martes 25 de Noviembre de 2014

17:00 hs.

Programa:

1) PRINCIPALES REFORMAS DEL CODIGO CIVIL EN EL DERECHO DE FAMILIA

Dra. Adriana Rotonda

2) ASPECTOS PROCESALES EN EL NUEVO CODIGO CIVIL EN PROPIEDAD HORIZONTAL

Dr. Juan Antonio Costantino

3) ASPECTOS PROCESALES Y DE FONDO EN LA RESPONSABILIDAD DEL ESTADO CON LA REFORMA AL CODIGO CIVIL

Dr. Juan Martin Colombo

4) INNECESARIEDAD DE MEDIACION EN PROCESOS DE CONSUMO.PROCEDIMIENTO APLICABLE.

Dr. Juan Ignacio Marceillac

5) RECIENTE JURISPRUDENCIA DE LA CAMARA DE APELACIONES DEPARTAMENTAL EN MATERIA DE TASAS DE INTERES

Dr. Jose Manuel Del Cerro

 

Costo de la inscripción $ 50

Cupo limitado para estudiantes

Lugar:

Salón de Actos del Colegio de Abogados.

Brown 1958.

 

 

Resolución 1407/16. Pautas sobre el uso del sistema de notificaciones y presentaciones electrónicas.

La Suprema Corte de Justicia mantener la coexistencia del sistema electrónico y en formato papel, para el diligenciamiento de las notificaciones y presentaciones judiciales en los fueros Penal y de Responsabilidad Penal Juvenil.

Ver resolución 1407-16